jueves, 31 de enero de 2008

Amazonas del arte nuevo

Una exposición incitadora comienza estos días en la sala Mapfre de Madrid: Amazonas del arte nuevo, o lo que es lo mismo: recorrido por la vida y obra de artistas plásticas de un amplio periodo (1850-1950) que abarca el cambio de siglo entre el XIX y XX y los sucesivos movimientos pictóricos. Conocidas y desconocidas, es la gran oportunidad de ver reunidas a pintoras expresionistas o futuristas, represetantes de las vanguardias rusas o del surrealismo (desde Natalia Goncharova, a Georgia O´Keeffe, además de María Blanchard o Angeles Santos, y por supuesto Maruja Mallo). ¿Quién se atreve a decir que la mujer se incorporó a la pintura tarde? En este campo como en otros, la subordinación al varón y la férrea jerarquización entre maestros y discípulos han eclipsado a muchas artistas. Cuánto esfuerzo por ser reconocidas como pintoras, cuántas trabas para confirmar su autoría, ese derecho a firmar como propio lo que durante un tiempo se consideró sólo una aportación artesanal a la obra del genio... Tenemos el ejemplo algo más lejano de Artemisia Gentileschi o el de Sofonisba, siempre a la sombra del padre, o del patrocinio familiar para cimentar una identidad. Si todo hijo o todo artista tiene que matar al padre real o intelecutal para crecer, ¡qué dura la batalla de las pintoras por sacudirse tantas tutelas afectivas y legales! El trabajo está ahí, y ver esta muestra es una delicia no ya para los sentidos sino para valorar la evolución de las mujeres artistas y de su papel en el mundo artístico.

No hay comentarios: