martes, 15 de abril de 2008

NIñas dadas en matrimonio

Costumbres, tradiciones, ignorancia, pobreza...El caldo de cultivo que alimenta tanta injusticia es diverso, pero las causas no pueden convertirse en excusas. Niñas de diferentes culturas son vendidas o cedidas por sus propios padres para ser esposas (o esclavas) de hombres mayores que en vez de una mujer lo que tienen es una secuestrada o una mascota, un objeto. Una niña de 12 o 14 años entregada al matrimonio, generalmente a un hombre maduro es una aberración. Debemos apoyar a las mujeres y niñas víctimas de tales abusos, debemos ayudar a los hombres de esos países a que comprendan que liberarlas a ellas de ese yugo temprano les libera también a ellos.
Niñas vejadas, usadas, ultrajadas, maltradas en suma. Y en el mejor de los casos, si tienen la suerte de dar con un buen hombre, convertidas en madres prematuras cuando su naturaleza aún no está del todo desarrollada, cuerpos ajados y envejecidos, silenciosos, asustados...
Aunque por fortuna, a veces prende en ellos la justa rebelión, como el de esa pequeña de Yemen que ha pedido auxilio a la justicia.
Qué rabia siento cuando hay gente dedicada a atacar Educación para la ciudadanía, siendo tan necesaria la tolerancia y la solidaridad con las minorías. Gente dedicada a causas estériles o violentas habiendo tantas otras tan ineludibles.

No hay comentarios: