lunes, 30 de noviembre de 2009

¿Hasta dónde está dispuesto a mentir?

Entre los muchos correos electrónicos que nos llegan con mensajes moralistas, aleccionadores y propagandísticos, hoy he prestado atención al que una colega me ha enviado con un video. Es éste: http://video.bugun.com.tr/bugunPlayer.swf?file=dagilfilm.flv
No sé si es una cadena o quién lo empezó o lo creó. Pero ilustra muy bien el desprecio a la verdad, la falta de ética y el abuso hasta la náusea de la conocida máxima "el fin justifica los medios". Se trata aquí de conseguir la famosa foto al precio que sea. Pero no sólo se miente hasta la muerte en los medios para conseguir una exclusiva. Si sólo fueran los medios... Es cierto que los medios tienen que acreditar su prestigio.
Pero las mentiras en pos de una exclusiva sólo son la punta del iceberg de un tinglado social en el que cualquiera puede recurrir a la mentira, la insidia o la calumnia para conseguir cualquier cosa, desde lo más banal a lo más importante. Ayer estuve viendo la pelicula de Woody Allen, "Si la cosa funciona", en la que el protagonista desgrana una vez más la conocida filosofía del director neoyorkino. Entre otras ideas venía a decir que las grandes religiones (íncluidas las laicas como el marxismo) fallaban por algo que no habían previsto sus fundadores: daban por sentado que el hombre(o la mujer) eran buenos por naturaleza...
Sería muy largo discutir aquí todo esto. Pero algo es cierto: hay gente (no caeré en la simpleza de escribir "mucha" gente)que miente por todo y todo el tiempo. Gente que no va a los tribunales a defenderse o a que se esclarezca la verdad; gente que ha hecho de la mentira el modo de prosperar y de sobrevivir...Gente en suma que sólo piensa en los resultados. El modo no importa.

No hay comentarios: