martes, 18 de agosto de 2009

Contrastes

Contrastes. La felicidad, aunque efímera, pasa varias veces al día, o a la semana, quizás. La vulnerabilidad, la conciencia de menudencia en un mundo globalizado y a menudo falto de escrúpulos o rudo, aparece también varias veces al día o a la semana. Todo convive o cohabita, y a menudo sólo la dignidad, o la fe hace que predomine una conciencia de felicidad o de certeza, o al menos de coherencia. Como en la escritura de Javier Marías, con sus optativas, todo es cuestión de optar o resistir.

No hay comentarios: