miércoles, 12 de marzo de 2008

Cuando l@s niñ@s no vienen de París

Vivimos entre libros. Nunca demasiados, aunque sean demasiados los que no podemos o a veces no queremos leer. Nos quitan cierto tipo de vida y a la vez nos la devuelven multiplicada. Por eso mismo, hay ciertos libros útiles que sin ser literatura, nos ofrecen alguna clase de placer o de saber. Hoy he recibido uno: Cuando l@s niñ@s no vienen de París. Se refiere a la adopción y a los retos que plantea. Un asunto privado que cada vez tiene más relieve público: en la escuela, en el parque, en las amistades. Muchos son los libros que se han escrito sobre este asunto, la mayoría para explicar a los aspirantes a padres los pasos del proceso adoptivo. Este pretende orientar y enumerar recursos para familias y niños que siendo esencialmente eso, padres y madres e hijos, se encuentran atareadas en estrechar apegos y vínculos en la nueva vida emprendida de forma conjunta. No es un libro de autoayuda, es un libro feliz, en cuanto que dará esa pequeña felicidad que conlleva autoestima, bienestar y esperanza. Esa pequeña felicidad que crea adicción y que, al final, constituye la suma de felicidades que alegran el oficio de vivir.

No hay comentarios: