lunes, 9 de mayo de 2011

La resaca de La Noche de los Libros


Fue una noche especial, en la que la mayoría veía el Gran partido por la televisión y unos pocos firmábamos o comprábamos libros. Una buena noche que yo viví en la librería Ecobook, firmando ejemplares de mi biografía sobre María Moliner (El exilio interior. La vida de María Moliner (Turner, 2011).

Ourika. Leo estos días un libro curioso y lleno de encanto. Un relato que escribió Claire de Duras (1777-1828) basado en una historia real que me ha conmovido. Una historia sobre la identidad. Ourika fue una niña africana rescatada de la esclavitud. La familia francesa que se hizo cargo de ella, la educó como a una hija, pero ahí estaba el quid: "como" una hija, pero sin el estatus legal de hija. Así fue como una niña feliz se convirtió en una adulta dividida, una rareza. Por su color de piel y por no ser hija a todos los efectos, no podía aspirar a un matrimonio por amor y elección y de acuerdo con su clase. Su destino fue el convento, pero antes fue el descubrimiento terrible de su no ser de ninguna parte y la enfermedad. Claire de Duras ofrece un retrato literario y humano muy sugestivo en esta novela corta que ahora se ha vuelto a editar (Sexto piso).

No hay comentarios: