domingo, 1 de enero de 2012

Un tardío homenaje a MARÍA MOLINER



María Moliner tendrá el 16 de enero el homenaje que quizás tendría que haber recibido hace cuarenta años, cuando se jubiló como bibliotecaria, en 1970. Pero ese homenaje ha llegado al fin, a los treinta años de su muerte, en 1981. La Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Madrid (donde Moliner trabajó desde 1946 hasta 1970 y donde posiblemente escribió algunas de las fichas de su Diccionario)y la biblioteca Tómás Navarro Tomás (Humanidades del CSIC), entre otros, la recordarán con una mesa redonda y una exposición que se inaugurará ese día.
Cada cosa en su sitio, diría quizás Moliner. El homenaje, aunque tarde, es bienvenido.

1 comentario:

Carmela dijo...

Un título sugerente.
"Admirada pero no valorada" .
Bueno es destacar la labor de mujeres como María Moliner que tienen en su haber una gran "ambición intelectual".Y en una época y en un contexto que limitaba las aspiraciones femeninas en el plano profesional.
Tengo que leerlo.
Un abrazo.